Regenerando vida con semillas 

Proyecto de banco de semillas ecológicas

Indice: 

  1. Objetivos

  2. ¿Dónde?

  3. ¿Para qué?

  4. Metas

  5. ¿Qué es un banco de semillas?

  6. Sobre el huerto medicinal

  7. Sobre la milpa demostrativa 

  8. ¿Por qué una milpa demostrativa? 

  9. Contexto 

  10. En Huasca es posible y oportuno 

  11. Sinergias con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ONU) 

  12. Resumiendo 

1.- Objetivos: 

  • Puesta en marcha de un banco de semillas ecológicas.

  • Habilitar un huerto de plantas medicinales.  

  • Creación de una milpa demostrativa. 

 

2.- ¿Dónde? 

En Huasca de Ocampo, Estado de Hidalgo, México.

 3.- ¿Para qué?

 

Para contribuir a que agricultoras y agricultores de la región cuentan con un acervo de semillas ecológicas, que a su vez genere bases de inspiración para incrementar el número de cultivos agroecológicos, mismos que contribuyen a la mitigación y adaptación de la emergencia climática, fomentando a su vez una alimentación más saludable e incentivando una economía ética. Por otro lado, revalorar la milpa y contar con un espacio para compartir saberes de herbolaria y remedios naturales. 

4.- Metas durante el 2020: 

  • Incrementar el reservorio de semillas ecológicas en la región.

  • A finales de febrero del 2020 realizar el primer encuentro de intercambio de semillas ecológicas entre agricultores.

  • Establecer un grupo de agricultores autosuficientes en semillas ecológicas. 

  • Que el banco de semillas sea un detonante de inspiración que incremente los cultivos agroecológicos administrados por mujeres. 

  • Generar prácticas de economía solidaria por medio del intercambios de semillas, de venta y trueque de alimentos ecológicos y productos elaborados a partir de estos insumos. 

  • Impartir diversos talleres para compartir conocimientos, propiciar sinergias y apoyo entre las agricultoras de la región.

  • Incentivar mejoras en la dieta de las familias de la región por medio de la ecogastronomía.

  • Sentar las bases para regenerar y preservar ecosistemas, además de contribuir a mitigar la emergencia climática por medio de la agroecología y la sensibilización.

  • Contar con una milpa demostrativa que ejemplifique el  equilibrio entre la alimentación, técnicas agrícolas y naturaleza, siendo esta milpa un espacio de conocimiento y revalorización. 

  • Contar con un huerto medicinal que sirva como espacio para compartir remedios naturales.

5.- ¿Qué es un banco de semillas ecológicas? 

Es un catálogo físico de diversidad de semillas obtenidas mediante la agroecología,

es un almacén donde se manejan y mantiene la calidad de las semillas, ahí se

clasifican, se preservan y se ponen a disposición, generando autosuficiencia.

Cabe señalar que el acceso a las semillas no implicará comprarlas, no se

requerirá de moneda, la mecánica es distinta, se intercambiarán por otras semillas

o bajo un convenio de préstamo de semillas que será devuelto en la siguiente

cosecha, incrementando el acervo de semillas ecológicas paulatinamente.

Alojaremos diversas variedades, como: semillas de leguminosas, frutas, hortalizas,

quelites, medicinales, suculentas, agaváceas, árboles maderables y granos. 

 

Estamos convencidas de que un banco de semillas ecológicas es un recurso invaluable para detonar cambios estructurales en el entorno de las agricultoras. El trabajo en unión,  compartiendo sus conocimientos y con mecanismos de agilización de procesos tiene un enorme potencial para el bienestar de muchas personas, de sus familias y de los ecosistemas, bajo un enfoque autogestivo, ético, de igualdad y con una visión de respeto hacia la vida en su conjunto. 

 

Son los saberes de las personas del campo, su trabajo, sus cuidados, sus cultivos, sus productos los que nos interesa visibilizar e impulsar con este banco de semillas ecológicas. Tomemos en cuenta que cada semilla es dadora de vida, en cada una de ellas se alberga una posibilidad, un linaje, un ser único e irrepetible que propicia más vida, en ellas se condensa la existencia misma de la vida en la tierra. Es en ellas donde comienza todo y está intrínsecamente relacionado con la naturaleza, con la alimentación, con la salud, con la agricultura, con la regeneración de la tierra, con una economía más acorde a los retos que enfrentamos. Las semillas son esperanza y preservación, son la razón de ser de este proyecto.

 

Pensemos en una semilla, si lo reflexionamos no solo es un grano que contiene en su interior un milagro, que puesto en las condiciones adecuadas, germina y da origen a una nueva planta de la misma especie; además de esto, las semillas son un bien de la naturaleza, de la humanidad y también una herencia de nuestros antepasados, preservarlas por medio del ciclo virtuosos de su siembra - cultivo - cosecha y volver a sembrar genera un bien común, valores morales, culturales y son un requerimiento indispensable para nuestra existencia y para el devenir de los ecosistemas. Crear un banco de semillas ecológicas propiciado por mujeres tiene un impacto multiplicador considerable y un ejemplo a seguir. 

 

El proyecto Regenerando Vida con Semillas comienza con el cultivo y cosecha de semillas por parte de las agricultoras, posteriormente se convoca a realizar actividades de intercambios comunitarios de semillas, por medio de estos intercambios se va sensibilizando, animando e involucrando. En cada intercambio se compartirán experiencias, conocimientos y se fortalecerán los lazos entre las personas. 

 

Otro factor a resaltar es que al crear el banco de semillas ecológicas se les da un valor agregado, ya que al ser cultivadas en la región ya cuentan con una carga genética de adaptación al clima, a las condiciones del suelo, formando a su vez una parte importante de la identidad de las comunidades. Tras cada ciclo de cultivo, las semillas van guardando información e historia dentro de ellas, transmitidas a la siguiente generación. Los intercambios comunitarios de semillas y el banco de semillas ecológicas propician preservación de variedades para que mantengan características esenciales y resilientes con el paso del tiempo, además de evitar dependencia de las semillas comerciales patentadas, que por lo general no son ecológicas y son costosas. 

 

6.- Sobre el huerto de plantas medicinales

Contando con el espacio físico para el banco de semillas ecológicas se

complementará con otros elementos. Habilitaremos un huerto de

plantas medicinales; muchas personas del campo preservan

conocimientos de medicina tradicional aunado a los conocimientos

disponibles en instituciones, académicas, médicos y conocedores en

la materia. El huerto de plantas medicinales será también un espacio

de conocimiento de remedios naturales comprobados, previo a

consulta con personas expertas. Este huerto de remedios naturales se

usará también para impartir talleres y contará con clasificación de

plantas, bibliografía, recetas, indicaciones y dosis. 

 

7.- Sobre la milpa demostrativa

En el mismo espacio donde se instalará el banco de semillas ecológicas y el huerto de plantas medicinales, se contará con una parcela que se preparará para cultivar una milpa y esta será permanente; la milpa se recreará bajo la técnica agrícola ancestral, se cultivará, cuidará y cosechará por personas voluntarias, estará abierta al público, contará con señaléticas interpretativas además de que se realizarán visitas guiadas.  

 

8.- ¿Por qué una milpa demostrativa? 

Dado el contexto actual, consideramos pertinente que la milpa sea revalorizada, ella es un modelo “perfecto”, es todo un ecosistema que funciona en armonía, diseñada desde hace siglos por seres humanos y perfeccionada con la naturaleza; es un sistema en equilibrio pleno, da sustento alimenticio, nutricional, es autosostenible, además de ser un lienzo cultural es una entidad perfecta, sus virtudes se manifiestan en la sinergia de los cultivos que incluye, en la facultad de crear y mantener la tierra, es interesante captar la fuerza con la que cuenta.

 

El tallo del maíz se alza, hasta tres metros y sirve como eje para su compañero el frijol; a cambio, el frijol amplía el suministro de nitrógeno, nutriente necesario para que el maíz se desarrolle. La calabaza es rastrera, ayuda a conservar la humedad, por la estructura de sus hojas y una sustancia que libera protege de insectos. En la milpa crecen los quelites, cuyo sabor y valor nutricional complementan al resto. El chile, que generalmente se siembra en los márgenes de la parcela, funge como escudo ante plagas para al resto del cultivo. En muchos lugares se separan las milpas con nopales o magueyes, plantas que también aportan insumos importantes a la dieta.

 

Al ser un policultivo, no desgasta la tierra, la milpa no requiere de agrotóxicos; además el rastrojo, es un abono para el siguiente ciclo de siembra. Finalmente, la milpa es un “ecosistema donde se favorece interacciones ecológicas benéficas” (control biológico de insectos, fertilidad del suelo y polinización).

 

Sus atributos nutricionales que proveen sus elementos en conjunto son innegables, además de delicioso; el maíz y el frijol aportan suficientes vitaminas, aminoácidos, proteínas y minerales y las bondades de estos dos alimentos se potencian cuando se consume simultáneamente. La calabaza contribuye con nutrientes diversos y una buena cantidad de fibra, mientras que el chile aporta Vitamina A y C, además de proveer altas cantidades de magnesio, potasio, hierro y sodio. La milpa provee casi en su totalidad con los requerimientos de nutrientes de una persona. 

 

La milpa ha sido un abono cultural y es un escenario donde mucho ocurre: requiere colaboración, estimula la cohesión social y familiar; ofrece un rico sustento y es un aporte esencial en la economía de muchas familias, favorece la autonomía alimentaria; sus distintas etapas se asocian a festividades, combinando el calendario natural con fiestas religiosas y ritos sociales, genera encuentros, rituales y nutre la identidad cultural. “Hacer milpa” es el acto de sembrarla y cultivarla, pero también se hace milpa conociendo sobre ella, entendiendo lo mucho que enriquece nuestro patrimonio biocultural y, por supuesto, alimentándonos de lo que nos brinda. 

9.- Contexto

México es un país megadiverso en recursos naturales, biodiversidad y cultura; esta riqueza se encuentra concentrada principalmente en las regiones rurales, en el campo viven mujeres y agricultoras que no cuentan con las mismas oportunidades que la mayoría de la población en el país; ellas, mediante sus conocimientos y prácticas han sabido preservar conocimientos agrícolas, de herbolaria, culinarios y de sus ecosistemas, además de los recursos fitogenéticos que posee su entorno, esto a pesar de los perjuicios causados por el abandono al campo, la desvalorización del trabajo femenino y el deterioro ambiental. 

 

Las zonas más ricas en biodiversidad son aquellas donde desafortunadamente también se registran los mayores índices de desigualdad de oportunidades entre mujeres que viven en rezago, esto debido a diversas causas, entre estas se enumera que los programas institucionales no han logrado aumentar el nivel de bienestar y en satisfacer sus necesidades básicas, existe un retroceso en las prácticas agrícolas familiares, en la implementación de remedios naturales y por consiguiente del conocimiento de herbolaria, en la producción de semillas, de alimentos, aunado a la desvalorización de su importancia en la economía local y familiar. 

10.- En Huasca es posible y oportuno

A lo largo de varios meses hemos realizado visitas y recorridos en las comunidades donde hemos intercambiado opiniones y saberes con agricultoras, cocineras, abuelas, académicas y más mujeres sensibles a nuestro proyecto, hemos constatado que existe voluntades de sumarse a este proyecto, compartiendo sus saberes, trabajo y experiencias. Es claro que en la diversidad está la riqueza y existe un vasto repertorio de conocimientos listos para florecer. (Ubicación de Huasca

 

11.- Sinergias con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, se adoptaron por todos los Estados Miembros de la ONU en el 2015 como un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030, El proyecto Regenerando Vida con Semillas se adhiere a 9 de los 17 puntos de los ODS.

 

A continuación se enumeran estos 9 puntos que cubrirá Regenerando Vida con Semillas:

 

2.- Cero hambre 

3.- Salud y bienestar 

5.- Igualdad de género 

8.- Trabajo decente y crecimiento económico 

10.- Reducción de las desigualdades 

11.- Ciudades y comunidades sostenibles 

12.- Producción y consumo responsable 

13.- Acción por el clima 

15.- Vida de ecosistemas terrestres

 

Regenerando Vida con Semillas se enfoca principalmente en las semillas ya que estas contienen una memoria intrínseca con la naturaleza y su sabiduría, por otro lado, es reconocido por las culturas y por la ciencia el papel fundamental que juegan los recursos fitogenéticos en la manutención, en la evolución, en la preservación de la vida y como base alimentaria, ha pasado por innumerables procesos de domesticación, mejoramiento y selección llevadas a cabo por miles de civilizaciones y grupos étnicos desde hace más de 10 mil años, dando como resultado una riqueza sin precedentes que se nos ha sido heredada como un aporte imposible de valorizar.

 

Las semillas han sido, también, la base para cientos de miles de medicinas que han permitido y facilitado la vida desde tiempos inmemoriales. Regenerando Vida con Semillas tiene como visión reencontrarnos con esta vital interdependencia y reavivar la profundidad espiritual que nos ofrecen, por medio de un proceso colectivo, de respeto, de cosechas e intercambios, acrecentando el banco de semillas. Recordemos que la historia de todas las culturas alberga la historia misma de la biodiversidad agrícola.

 

Las diversidad de las semillas están en franco declive, siendo este una posible pérdida cultural irreparable, una amenaza a la soberanía alimentaria y al deterioro de la biosfera. El proyecto Regenerando Vida con Semillas busca que las semillas, al menos en nuestro territorio, continúe con su evolución, con la ayuda de las agricultoras buscamos despertar a estas adormecidas semillas que solo esperan germinar.

 

12.- Resumiendo 

El trabajo de las agricultoras bien encaminado bajo el proyecto Regenerando Vida con Semillas y conociendo de primera mano sus saberes y experiencias en nuestro territorio tiene un enorme potencial, enfocando estrategias que conduzcan a lograr los objetivos de este proyecto. El banco de semilla indudablemente generará cohesión social, intercambio de conocimientos, equidad, prácticas saludables, regeneración de ecosistemas, una economía éticas, soberanía alimentaria y contribuirá a mitigar la emergencia climática.

MUSAA A.C.

Somos una organización de la sociedad civil sin fines de lucro, de reciente fundación. Nuestra visión es consolidar un cambio de modelo alimentario y económico acorde con los límites geo-biofísicos del planeta y basándonos en los postulados del Ecofeminismo. 

MUSAA A.C. Hidalgo, México 2020 

Tel: ‭771 792 0497‬